El Lince Rojo

EL LINCE SOLITARIO RECORRE SU HÁBITAT LIBRE COMO EL VIENTO SIN OBEDIENCIAS, SERVIDUMBRES NI ADULACIONES.

sábado, 29 de agosto de 2015

La mar, las carreteras nos hablan de corazones desgarrados, de cuerpos fallecidos, de historias atormentadas, de vidas masacradas

Huyen del saqueo de sus vidas, del expolio de sus tierras, del envenenamiento de sus aguas, de las bombas mortíferas de la mafia imperial y sus esbirros cómplices que masacran pueblos, personas, humanidad. Caminan, navegan en barcazas que se hunden en la mar y que mueren ahogados en soledad e injusticia. Las olas gritan su rabia. Se marchan del horror y vienen a una muerte segura. Quieren entrar en la UE, la misma que bombardea su tierra y lapida sus hogares. Una senda marcada por la barbarie y que acaba en la muerte a su entrada en Europa. Un camión ha sido la tumba de 71 personas. Con sus nombres, su pasado, sus ilusiones, sus alegrías, su desesperación, su amargura y los llantos, sobre todo los llantos, que son latigazos a corazón descubierto en nuestras conciencias. Provenían de Siria, eso parece; pero podían ser iraquíes o afganos o qué más da. De cualquier rincón de esta tierra donde el fascismo ha puesto sus garras, sus justicias duraderas, sus daños colaterales, sus democracias liberales, sus robos y sus crímenes. Sólo el Mediterráneo ha visto como morían en sus aguas más de 2000 seres humanos durante el presente año. Y a día de hoy, mientras escribo estas palabras que el olvido se las lleva, otras 200 personas han fallecido ahogadas en el litoral libio queriendo entrar en la Europa donde Hitler ha ganado la III Guerra Mundial sin pegar un solo tiro y los campos de concentración en la que nos hallamos dan fe de ello. Y la tragedia continúa que cual peste negra sigue tiñendo de sangre nuestro suelo. La peste negra medieval reconvertida en el capitalismo criminal, perdón por la redundancia, de ayer de hoy y de siempre.

4 comentarios:

  1. Una descomunal y voraz tenia anida en los intestinos de la Tierra: se llama Capitalismo. No basta quitarle anillos, hay que aplastar su cabeza para siempre.

    Saludos libertarios!

    ResponderEliminar
  2. Los despojan de todo para empujarlos a venir, aquí unos los rechazan como competidores y otros se frotan las manos ante la mano de obra esclava que les llega, pero nadie parece darse cuenta de que ellos pueden ser los siguientes.

    Salud!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En eso consiste el juego de la barbarie en el que malvivimos
      Salud!

      Eliminar