El Lince Rojo

EL LINCE SOLITARIO RECORRE SU HÁBITAT LIBRE COMO EL VIENTO SIN OBEDIENCIAS, SERVIDUMBRES NI ADULACIONES.

lunes, 27 de junio de 2016

La senda de la barbarie

En este país fascista hay más de 114.000 desaparecidos que están enterrados en cunetas víctimas del genocidio franquista. Los siguen fusilando y, ahí están esperando que se les haga justicia en el país del valle de los caídos; el segundo país tras Camboya que tiene el honor de tener más desparecidos del mundo mundial. En las cunetas se quedarán que aquí se está de cara al sol y con la camisa nueva. El retardado mental, asesino y ladrón Rajoy y sus abortos del Movimiento Nazional han recibido más de siete millones de votos que si sumamos a los más de cinco millones de los pesoes suman más de trece millones de personas que les gustan que los saqueen, los sodomicen, les roben, los esclavicen y se cachondeen en su jeta. Cuanta amnesia colectiva, cuanta inmoralidad, cuanta muerte cerebral que llorar.
Evidentemente a la partitocracia hispana los desaparecidos les trae al pairo; ellos están en el país de las mil maravillas gestionando los intereses criminales del capital, trincando impunemente, evadiendo millones de euros con el apoyo y el aplauso de millones de corderillos que balan y aprueban esta sinrazón, esta oda a la muerte.
La corona borbónica, esa panda de sanguijuelas corruptas, privilegiadas, comisionistas, usurpadoras están encantadas de la vida real en palacio con sus fiestas, sus puteríos, sus farras porque a ellos les daba igual ganara quien ganara, ellos seguirían en sus puestos como Franco mandó.
Once personas se suicidan diariamente en España por causas socioeconómicas. Vidas que dejan de latir porque el hampa que gobierna les pega el tiro de gracia. Los sinvergüenzas que se llenan los bolsillos mamando de las arcas del Estado, es decir, de nuestro dinero son los responsables de este estado de barbarie .
Más de tres millones de niños que no tienen infancia, que sólo oyen el hambre que los quiere devorar y catorce millones de hombres y mujeres que viven en la invisibilidad, en la angustia, en el horror de ver como les han hurtado todo.
Un sistema que ningún partido se cuestiona ya que forman parte de él.
Cárceles donde se encierra al pobre, al expoliado y al corrupto libertad y premio; al empresario estafador, al millonario que acumula riqueza gracias a la explotación del trabajador y a la esclavitud infantil se les presenta como modelos a seguir a una sociedad atomizada, subyugada. Miles de presos políticos silenciados que están viviendo en el calvario bajo los horrores del cautiverio en esta piel de toro desgarrada.
Más de trece millones de personas avalando el crimen... Y uno no sabe que hacer si reír o llorar.
Seguiremos en la OTAN y en la UE de los mercaderes. Lacayos del imperio y mano de obra barata para disfrute del enemigo.
Socialismo o barbarie” dijo la gran Rosa Luxemburgo. Pues por la barbarie andamos y nos ahogamos. 

 

4 comentarios:

  1. Vuelve a adquirir plena vigencia, si es que alguna vez dejó de tenerla, aquella canción de Lluís Llach que cantábamos llenos de rabia.

    EL JORN DELS MISERABLES

    Que poques paraules tinc,
    i les que us dic són tan gastades...
    Caldrà buscar nous camins
    on no calguin les paraules.

    Que poca força que tinc;
    tants de cops l'he malmenada...
    La vull tota per demà,
    quan la gesta portí l'alba.

    Quanta ràbia que tinc,
    potser cal ser gos des d'ara;
    quanta ràbia que tinc
    i no vull pas oblidar-la.

    Que poca esperança tinc,
    i potser caldrà deixar-la,
    que no sigui que esperar
    ens allunyi més dels actes.

    Quanta misèria que tinc
    sota els peus damunt l'espatlla,
    i la vull guardar amb mi
    fins al jorn dels miserables.

    Salud Ángel!... ¡Hay que resistir!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como bien dices "hay que resistir" ya que no nos queda otra...
      Salud Loam!

      Eliminar
  2. Pues aun queda lo peor, lo que viene es lo más chungo y no se ya cuantos millones de GILIPOLLAS han legitimado al gobierno, el que sea, para que lo lleve a cabo.

    Por cierto, no hay que irse a la guerra civil para encontrar asesinados por el fascismo, en menor escala, eso si, pero no han parado desde, incluso mucho antes de la guerra.

    Salud!

    ResponderEliminar