El Lince Rojo

EL LINCE SOLITARIO RECORRE SU HÁBITAT LIBRE COMO EL VIENTO SIN OBEDIENCIAS, SERVIDUMBRES NI ADULACIONES.

jueves, 4 de junio de 2020

Días de furia

Hace unos días en EEUU un hombre negro; un avasallado, un desheredado, un trabajador fue asesinado por un poli. Le aplastó el cuello y adiós a la vida de George Floyd. Sucedió en Minneapolis y a continuación días de rabia y furia se han desatado por territorio norteamericano contra la brutalidad policial, contra el racismo, contra el gobierno del subnormal homicida de color naranja Trump. Fuego por un asesinato fruto del terrorismo estatal. Ira por la exclusión social a que se ven abocados los afroamericanos que viven en los suburbios de las ciudades; estallidos de violencia justa y poética mientras más de 50 millones de personas viven en la pobreza en el Imperio.

Y...violencia paramilitar en Palestina. Mientras mataban impunemente a Floyd en EEUU; en la Jerusalén ocupada los paramilitares sionazis israelíes acribillaban a tiros a un joven autista palestino desarmado, Eyad al-Halaq; iba camino de la escuela cuando las SS israelíes lo cosieron a tiros. Los están matando, los están aniquilando, los están encerrando, acorralando, exterminando. Les quitan las tierras, les demuelen las casas, los asesinan. Desde este enero al menos a 21 palestinos han matado las fuerzas de ocupación sionazi. Y la barbarie continúa.

El virus del genocidio programado, armado y avituallado prosigue haciendo estragos en Yemen donde mueren 700 niños a causa del hambre diariamente y anualmente 700000 personas fruto de los ataques saudíes con bombas hechas en Occidente. El cierre de fronteras, el embargo económico y las matanzas producen el infierno en la tierra.

Una pandemia llamada capitalismo arrasa el planeta buscando el máximo beneficio económico, esclavizando a millones de personas, esquilmando la tierra, hurtando el aire que respiramos; asesinando a hombres, mujeres y niños a diario por inanición, por enfermedades curables. No hay bozal, ni mascarilla que ponerse en la boca para erradicar la explotación vil del humano por el humano. Los gobiernos para hacer desaparecer a los parias, a los disidentes, a los subyugados tienen a sus perros de presa armados para cometer torturas y asesinatos que en la mayoría de los casos quedan en la impunidad. Dentro de las sociedades alienadas, consumidas, brutalizadas capitalistas, cleptocráticas y liberales no hay más vida que la que surge de las tumbas.

lunes, 25 de mayo de 2020

De las reformas laborales antiobreras

El gobierno social-liberal parecía que iba a tomar una medida de sentido común como era la derogación de la reforma laboral antiobrera del anterior gobierno azul. Sólo era una brisa, pero nada era algo, porque después de esa vienen todas las reformas laborales terroristas aprobadas desde que se convocaron esos infames Pactos de la Moncloa hasta nuestros días y que se deben derribar. Décadas donde se ha aniquilado el movimiento obrero, se ha dinamitado todos los derechos laborales, se ha vendido el país a cambio de convertirlo en un antro para el turismo; de decreto en decreto se ha legislado a favor de la precariedad, de la máxima explotación, del despido libre y de toda una maquinaria de hacer regalos al poder empresarial y bancario para la felicidad del capital; los amos ellos de todo el Congreso de los Diputados o Gran Cueva de Alí Babá y sus distintos reinos de taifas. ¡Pero qué va! Ni eso van a hacer ni han hecho. Lo que sí que harán es abrir las puertas para que vuelva la caza, el fútbol para mantener envenenada a la gente y la coerción policial contra las capas populares del país mientras se protege y se vuelve la vista para otro lado ante el avance del fascismo por nuestras calles. Colas de hambre en barrios populares donde muchas personas se han quedado en el desempleo o mantienen un trabajo en condiciones serviles. Si quieren fases sanitarias podrían empezar por echar a los borbones y que todas esas alimañas pagaran las corruptelas, robos y demás desfalcos que hacen y han hecho. Podrían socializar la sanidad, los bancos, las grandes empresas energéticas, las grandes distribuidoras de alimentación para ponerlas bajo control de los trabajadores; así como repartir la riqueza entre la gente. Y ya después se juzga por crímenes contra la humanidad a los diferentes presidentes del gobierno y toda la clientela hampona que ha mamado de las ubres públicas estatales desde que falleció el tirano hasta nuestros mercantilizados días. ¿Y qué hacemos con el gobierno y la oposición actual? Que se reduzcan el sueldo a la mitad y después a la mitad de la mitad y así hasta la nada. Se vive muy bien ordeñando la vaca del Estado, parasitando las instituciones y viviendo en mansiones con piscina y casita de invitados. ¿Hay clase obrera en los partidos del gobierno? ¡Qué va! Sólo hay esbirros del poder bancario y administradores del capital. Que para eso roban dinero público. Y si les parece poco se lo suben. Como ha hecho el presindentorra en Cataluña que se lo aumenta a los expresidentes para que tengan sueldazos mayores y así él, como pronto será ex de la nada también, pues recibirá mayores emolumentos junto con toda la caterva de amebas y demás adoquines lameculos del régimen, altos funcionarios puestos a dedazo criminal que también cobrarán más y más. Y el abuelo de la mafia, de toda esta gentuza también; ¿también?. Sí, sí... también; seguirá robando el engendro avi Pujol y sin pisar prisión. Mientras tanto la explotación, la exclusión, las desigualdades sociales crecen. Se nos roba a manos llenas. Se nos roba además para dárselo a asociaciones o fundaciones caritativas para que den limosnas a los avasallados. El negocio de los bancos de alimentos, negocio redondo. Capitalismo y justicia social son dos términos contrapuestos; habrá que levantarse y plantar cara a la barbarie; nos va la vida en ello a nosotros y a las generaciones venideras.

lunes, 18 de mayo de 2020

De la fase cero a la fase subnormal

Largas colas del hambre, de los invisibles, de personas sin recursos que esperan su ración de alimentos para ellos y sus familias. El estornudo capitalista, es decir, el coronavirus ha provocado que millones de personas de este país sucumban aún más en el ostracismo de la miseria. No hay ningún plan, fase, desescalada y todas esas palabras puestas en marcha por el gobierno para echar un lazo al cuello de los poderes fácticos y expropiar, socializar y poner los medios de producción en manos de las capas populares. Evidentemente es algo que no iban a hacer. Lo normal es lo que están realizando; no se puede esperar gran cosa de un gobierno rosa, social-liberal, puesto al servicio de las capas parasitarias. Ni siquiera se han bajado los sueldazos públicos y, de esta manera, siguen la estela del gobierno nazionalista catalán que decían que eso era populista. Sinvergüenzas las veinticuatro horas del día. Vamos pasando estaciones o fases en el juego de la oca nacional. En la fase uno ya se podrán pegar tiros a los animales salvajes; se podrá cazar. Ellos que habían vivido un nuevo renacimiento con la reclusión de la plaga humana. Y al gobierno patrocinado por Banco Santander en vez de suprimir toda injerencia privada criminal de la sanidad y ponerla esta en manos de los trabajadores y de la sociedad en general; creando una sanidad pública y de calidad dando paso a una verdadera “fase uno” que mirara por la salud de la gente; esta se reduce, entre otras risotadas, a dejar vía libre a la caza. Poco a poco vamos abriéndonos paso a la fase final o nueva realidad que es la fase subnormal de siempre elevada al cuadrado. Más vigilados, más explotados, más lobotomizados. Al poder le interesa además de gestionar como es debido la economía criminal capitalista poner en marcha cuanto antes el fútbol; cuanto antes mejor, en la fase paranormal, subnormal o en la que sea; para tener entretenida a la gente viendo a veintidós privilegiados semianalfabetos dando patadas a un balón. Circo mucho circo y pan cada vez menos y a galeras a remar. Porque los subyugados del siglo XXI somos los galeotes del pasado Antiguo Régimen. Nueva realidad dicen los plumillas del poder, lameculos de toda esa corte corrupta política al servicio de la banca y del empresariado mafioso. No habría mazmorras suficientes para encerrar de por vida a tanto genocida, criminal, sociópata que vive de este régimen cleptocrático borbónico burgués. Democracia dicen. Elegir entre cuatro o cinco o veinte partidos vomitados por el capital que no cuestionan el poder económico ni social que nos esclaviza. Pues nada nos adentramos en la nueva realidad. Le damos la bienvenida a los nuevos campos de concentración con tecnología avanzada.



lunes, 11 de mayo de 2020

Ahora que nos dividen en fases

Ahora que pasamos de la fase cero a la fase uno, fase dos, fase encuentros en la tercera fase y así hasta que la calle amordazada con mascarillas vuelva a ser lugar de encuentros, olvidos y barrancos con abrazos prohibidos. Supongo que en este andar por los campos de concentración rumbo al exterminio final nos dejaremos por unas horas atrás las cárceles interiores, dejaremos de intoxicarnos por lo que dicen los poderes del capital a través de sus altavoces mediáticos y exigiremos las responsabilidades genocidas que hubieron y han habido. En este país donde la miseria va creciendo donde a los millones de excluidos se les invisibiliza, se les desecha en aras de la santo sacra y criminal productividad se nos encenderá una luz de justicia poética y pediremos guillotinas en funcionamiento para que las muertes evitables acaecidas a consecuencia del estornudo denominado coronavirus producto de la verdadera pandemia bárbara que es el capitalismo vean un atisbo de paz en el descanso eterno. Décadas vendiendo el suelo que pisamos, extorsionándonos, mercantilizando todos los servicios públicos, inaugurando geriátricos que no eran más que campos de exterminio, privatizando la sanidad, poniéndola al servicio de empresas buitres con la clientela servida en bandeja por parte del estado burgués; años vendiéndonos la moto de que teníamos la mejor sanidad del mundo; tratan a la gente como subnormal y esclava. ¿Y no nos dábamos cuenta? ¿Aún no nos damos cuenta del engaño orwelliano?. Los medios de producción han de estar en manos de la sociedad no del capital. La vida no es ocio basura y ser un siervo de la tecnología y del consumo alienante. Supongo que ahora no llenaremos los bares al 30% de su capacidad sino que abarrotaremos las calles con hachas y antorchas de fuego pidiendo justicia contra los corruptos, mafiosos, criminales de guerra que dejaron el país en manos privadas al servicio del imperio. No se votará a los administradores del capital que son todos los partidos que están en el arco parlamentario. Supongo que para salir de la pandemia capitalista se escogerá el camino socialista libertario. Porque lo otro, ya lo sabemos, limosnas para los avasallados que pagarán los platos rotos, como siempre. Y hoy paz y mañana hecatombe. Dentro de las “democracias” fascistas no hay más camino que el horror económico, el crimen organizado y el salto al acantilado y sin red. Está ya escrito; ya lo sabemos, es un vivir en círculo.


jueves, 7 de mayo de 2020

Y murió el torturador

El torturador Antonio González Pacheco, alias “Billy el Niño”, ha fallecido a causa del coronavirus. Este ser inhumano, criminal, terrorista ha cobrado hasta el final de su asquerosa vida del Estado. Cómo es posible que semejante vómito infrahumano haya muerto víctima de una enfermedad; que cobrara cada mes su paga; un sueldazo público por los servicios matones prestados y poseyera intactas sus condecoraciones manchadas de muerte que les dio el Estado. ¿En qué cabeza cabe?. En la neofranquista que es la que tiene el poder en este país. No hubo ruptura democrática; los mismos poderes asesinos financieros, empresariales, terratenientes, mediáticos siguen teniendo la batuta y los distintos gobiernos no son más que la voz del amo. Muerto Franco nos impusieron al parricida, corrupto, ladrón, asesino en serie de grandes mamíferos del Borbón y sucesores. Se firmaron los Pactos de Toledo que no fue otra cosa que vender el movimiento obrero a precio de saldo. Con la ayuda de los nacionalismos periféricos se firmaron reformas laborales antiobreras, se desmanteló el tejido industrial español, se ha privatizado todo bien público para que el capital siga robándonos, se ha instaurado el despido libre y toma y sigue. Somos el segundo país después de Camboya con más desaparecidos sin que se les busque, sin que se les entierre, sin que se les haga justicia a cientos de miles de luchadores republicanos, obreros, campesinos, estudiantes. Nada sorprendente que este sádico miembro del extinto cuerpo policial franquista de la Brigada Política Social no acabara en prisión en cadena perpetua y sí siguiera cobrando un sueldo pagado por todos y condecorado para más burla a toda la sociedad.




sábado, 25 de abril de 2020

Del guano del gobierno catalán surgen la mierda de presupuestos

El régimen protofascista, identitario y antiobrero catalán ha aprobado los presupuestos para el presente año. El conglomerado nacionalista neoliberal saqueador ha contado con el apoyo en forma de abstención de la morralla podemita también llamados común mierda o comunes. En dichos presupuestos de papel higiénico usado y oloriento se ahonda en las privatizaciones, en el pago de la deuda y hachazos sociales. Esta gentuza racista de sueldo público millonario, corrupta, de odios cainitas, servidores de su bien particular y pirómanos asesinos del bien general mercantilizan los bienes, bajo mínimos, públicos; mientras se dan subvenciones millonarias a sus órganos de propaganda y desinformación masiva y demás basura parasitaria para mantener el control de la sociedad y propagar su hez por todos los rincones de Cataluña; se roba y se privatiza la sanidad matando a miles de catalanes por no tener ni el material ni el personal suficiente para controlar la pandemia que estamos sufriendo. Unos presupuestos que nadan en la nadería que simplemente y, como siempre, sólo sirven para consolidar privilegios y esclavizar a los subyugados. Y, eso sí, mientras millones de catalanes andamos con números rojos en los bolsillos; el sociópata, ladrón atrincherado en la generalitat ha subido el sueldo a los expresidentes que hemos padecido. Con lo que su jubilación dorada se verá incrementada a costa de todos. El parásito siniestro, fascistón y amoral que cobra 150.000 eurazos al año se quiere de esta manera asegurar un buen retiro. Ninguna defecación parlamentaria ha dicho esta boca es mía para denunciar semejante atropello ético y social. Total todo ese estiércol cleptócrata parlamentario se podría beneficiar por si algún dedo pómez subhumano les nombra presidente de esta comunidad.

sábado, 11 de abril de 2020

Bajo la estela de Sísifo

El haber vendido la sanidad al mejor postor; el haber puesto las zarpas en lo público por parte de fondos buitres; el haber cometido un genocidio social planificado dejando la sanidad al borde del colapso y tiritando por parte de los poderes políticos debería tener sus juicios de Núremberg, su tribunal penal internacional contra estos hijitos de mala madre y peor padre. Los politicastros de este liberalismo homicida; de tanto robas tanto vales; de este crecimiento económico salvaje en contra de la vida de nuestra tierra enferma; de esta construcción de una sociedad infrahumana dominada por el fascismo tecnológico; de dominación física y mental; de un modo de vida esclavo donde los no aptos para la barbarie son asesinados; esta hez política al servicio del capital debería ser sentenciada al barranco. No habría cadalsos suficientes para los gobernantes mafiosos, corruptos, ladrones que han habido en este país de la lanceada piel de toro donde privatizaron lo que es de todos a cambio de una vida de lujo, millonaria, obscena con su manada de lameculos esperando el cheque en blanco para medrar y expoliar. Hay que socializar la sanidad, los bienes públicos, los medios de producción... para que los avasallados podamos matar a la servidumbre y vivir con dignidad y respetando a la naturaleza.
Dijo la portacoz, analfabeta funcional y de odio cainita, irracional y racista del gobierno cuatrero catalán que bajarse el sueldo sería populista y, por lo tanto, no lo iban a hacer. Respuesta vomitiva a la pregunta acertada de un periodista.
Esta gente que han gestionado a favor del capital y en contra de las capas populares; que han dejado la sanidad pública bajo la mínima expresión; no se merecerían otra cosa que la prisión por crímenes contra la humanidad. Y no se bajan sus sueldazos mientras piden sacrificios a la sociedad; mientras dejan en la pobreza más absoluta a millones de catalanes. Y lo mismo sucede en el resto de España. Ahora arrestados estamos, robados a todas horas y vigilados siempre. Sin justicia social y subyugados al homicidio liberal; la tiranía seguirá cabalgando libremente empobreciendo y explotando aún más a las capas obreras. Dentro de las timocracias burguesas no hay solución; se sigue la estela de Sísifo.