El Lince Rojo

EL LINCE SOLITARIO RECORRE SU HÁBITAT LIBRE COMO EL VIENTO SIN OBEDIENCIAS, SERVIDUMBRES NI ADULACIONES.

domingo, 2 de noviembre de 2014

Con la soga al cuello

El 66% de la población española malvive en la exclusión social. Millones de españoles que sufren el desempleo fijo, y ya sabemos, en el infierno capitalista en el que nacemos si no tienes quien te compre tu fuerza de esclavitud a precio de saldo la senda espinosa te llevará a las fauces de la bestia homicida para zambullirte. Otros tantos desterrados de sus viviendas y la salud para quien se la pueda pagar que para eso se ha desmantelado, robado y privatizado para que las clases privilegiadas hagan negocio con la salud.
Y en todo rincón de Hispania que se precie con sus taifas, banderitas y proclamas de reivindicaciones soberanas los amos de los cortijos siguen gobernando, ultrajando y apaleando a las clases subalternas cambiando colorines en las banderolas y suministrando obediencias aquí y allá. La corrupción y la mercantilización de todo bien público sigue y seguirá tan alegremente y tonto quien llegue el último. Las supuestas seudoizquierdas institucionales besando los pies de todo banquero genocida que pase por su lado a cambio de un platito de lentejas y una vida bien acomodada y la tripa llena de mierda tras haber tragado transiciones, reformas terroristas laborales, venta de patrimonio público y de alma obrera. ¿Y se podía esperar otra cosa? No. Acaso hay algún partido impúdico de los que hablan de castas y otras cosas del malquerer de poner fin al trabajo asalariado, luchar por la socialización de los medios de producción, la redistribución radical de la riqueza… Pues yo diría que no. Siguen los viejos modelos de reformismo capitalista ¿el capitalismo se puede reformar? Ríome yo de Janeiro que la rueda siga girando y al barranco nos dirigimos. Despertemos conciencias que la emancipación humana, la transformación social no viene de parlamentos que son productos del sistema actual de dominación. Proviene de cada uno de nosotros fuera de todas las instituciones que esclavizan nuestras vidas. Salgamos del rebaño y matemos al amo. Empezando por nuestras conciencias.
“LA PRÓXIMA VEZ TE LLEVO AL MONTE Y CAEN HOSTIAS COMO PANES”. Esto le soltó un demente con pistola, que pagamos entre todos, a un hombre en una comisaría de Teruel. ¿Y por qué? Porque sí. ¿Y qué tendrán en la cabeza magullada, inservible, clínicamente muerta un ser subhumano para querer ser madero? Pregunta de respuesta imposible. Encefalogramas planos presenten armas, sean buenos siervos del poder y cobardes con porras y pistolas apalear a cabezas pensantes. Y allá donde se arrastren con sus placas que no crezca la yerba y que reine la tierra quemada.

4 comentarios:

  1. Esto no es ni siquiera un país, por más banderas que exhiban y leyes que promulguen. Esto es un gigantesco presidio colmado de cárceles, celdas de castigo que cumplen la función de hacernos creer que fuera de ellas se es libre. ¿Se puede ser libre en este régimen infame? No. Ni siquiera los dirigentes de este penal pueden serlo. Ellos y sus esquiroles armados no son más que piltrafas que mojan el mendrugo de su miserable existencia en el dolor de los oprimidos. Ellos no tienen más horizonte que la orden del sistema y la duración hueca de sus viles y mustias existencias. Ellos no son más que sarcófagos obedientes.

    Salud Ángel!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se puede decir más alto pero no más claro.
      Salud Loam!

      Eliminar
  2. Me ha gustado eso de salgamos del rebaño... y matemos al amo; Es que no hay otro modo.
    Sobre el vídeo, es racismo anti-blanco, cuidado con "la secta" que lo que realmente critica no es la agresión de un policía a un civil, es la de un español a un inmigrante, nos están criminalizando A TODOS por haber nacido aquí.

    Salud!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De la noticia del diario y del vídeo extraigo la agresión del matón con placa hacia la persona. Evidentemente toda televisión manipula y te lleva al terreno que ellos quieren. La mejor tv. la que está apagada.
      Salud!

      Eliminar